Lunes, 27 del 2 de 2017
Entrar | Registrarse | 13361 poemas y 817 autores. ¡Envía otro! Un poema al diaen tu weben la web de google
sifuesepoeta.com
  • Modo de lista: Completa | Títulos | Primer verso
  • Ordenar:
  • Nº por página:
Web sifuesepoeta
SFP te recomienda:

Poema del día

•
Laura Victoria
Escucha, tengo miedo...
afuera llueve
y el caer de las gotas me parece
con su rítmico acento,
un rosario amarillo que hilvanara
telarañas oscuras en mis dedos.

La ventana se entreabre bruscamente
al impulso del viento,
y una ráfaga fría
que huele a tierra húmeda
se esconde entre mi lecho,
y me arroja los pétalos marchitos,
y me besa con rabia los cabellos...

A pesar de tu amor
hoy tengo miedo...
hace tanto que el frío de tu ausencia
me tiene en las penumbras del recuerdo,
con las pupilas húmedas de noches
y los labios sellados con tus besos.

Y mientras oigo el gotear del agua
en las pálidas sábanas me tiendo,
como una floración de primavera
en las nevadas hojas del invierno.

El frío de las brumas me seduce,
y mi alma es un sol en el silencio,
y a fuerza de buscar en los ocasos
tus misteriosos ojos de bohemio,
siento el placer de sepultar en nieve
la llama azul que iluminó mi cuerpo.

La lluvia rompe sus cristales finos
en la noche de oscuro terciopelo.
Mis ojos buscan tus pupilas hondas,
mis manos la caricia de tus dedos,
y al tenderme en las sábanas heladas
y destrenzar cansada mis cabellos,
siento el vacío de abrazar las sombras,
de perseguir la brillantez de un sueño,
y ser tan solo en tu bohemia errante
la asordinada música de un verso.

La lluvia cae en menuditas gotas,
y aquí en mi alma se retuerce el tedio.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3896
Comentario:
Título: nocturno i Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Laura Victoria Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO Ver todos los poemas disponibles de este libro
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




Listado de poemas

•
Vicente Aleixandre
¿A quién amo, a quién beso, a quién no conozco ?
A veces creo que beso solo a tu sombra en la tierra,
a tu sombra para mis brazos humanos.
Y no es que yo niegue tu condición de mujer,
oh nunca diosa que en mi lecho gimes.
Pero yo nunca gimo de alegría cuando te estrecho.
Sobre la ebriedad del amor, cuando bajo mi pecho brillas
con el secreto brillo íntimo que sólo la piel de mi pecho
                                                                        conoce,
yo sufro de soledad, oh siempre allí postreramente
                                                                    desconocida.
Nunca: cuando la unidad del amor grita su victoria en la
                                                                 ya única vida,
algo en mí no te conoce en la oscura sombra estremecida
que bajo el dulce peso del amor me sostiene
y me lleva en sus aguas iluminadamente arrastrado.
Yo brillando arrastrado sobre tus aguas vivas,
a veces oscuras, con mezcladas ondas de plata,
a veces deslumbrantes, con gruesas bandas de sombra.
Pero yo, sobre el hondo misterio, desconociéndolas.

Natación del amor sobre las aguas mortales,
sobre las que gemir flotando sobre el abismo,
hondas aguas espesas que nadie revela
y que llevan mi cuerpo sobre ausencias o sombras.

Entonces, cerrado tu cuerpo bajo la zarpa ruda,
bajo la delicada garra que arranca toda la música de tu
                                                                carne ligera,
yo te escucho y me sobrecojo de la secreta melodía,
del irreal sonido que de tu vida me invade.

Oh, no te conozco: ¿ quién canta o quién gime?
¿Qué música me penetra por mis oídos absortos?
Oh, cuán dolorosamente no te conozco,
cuerpo amado que no hablas para mí que no escucho.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3787
Título: no te conozco Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Vicente Aleixandre Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Federico García Lorca
Desnuda soledad sin gesto ni
palabra,
transparente en el huerto y untuosa por el monte;
soledad silenciosa sin olor ni veleta
que pesa en los remansos, siempre dormida y sola.
Soledad de lo alto, toda frente y luceros,
como una gran cabeza cortada y palidísima;
redonda soledad que nos deja en las manos
unos lirios suaves de pensativa escarcha.


En la curva del río te
esperé largas horas,
limpio ya de arabescos y de ritmos fugaces.
Tu jardín de violetas nacía sobre el viento
y allí temblabas sola, queriéndote a ti misma.


Yo te he visto cortar el
limón de la tarde
para teñir tus manos dormidas de amarillo,
y en momentos de dulce música de mi vida
te he visto en los rincones enlutada y pequeña,
pero lejana siempre, vieja y recién nacida.
Inmensa giraluna de fósforo y de plata,
pero lejana siempre, tendida, inaccesible
a la flauta que anhela clavar tu carne oscura.


Mi alma como una yedra de
luz verde y escarcha
por el muro del día sube lenta a buscarte;
caracoles de plata las estrellas me envuelven,
pero nunca mis dedos hallarán tu perfume. (....)



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4132
Título: apunte para una oda Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Federico García Lorca Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Eduardo Carranza
a gerardo diego
1
Dos mariposas de seda,
detenidas en su pelo.
La mañana, como un velo,
atrás flotando se queda.

El sol en su red enreda
esa presencia de vuelo.
Saetas de luz, en rueda,
cautiva la dan al cielo.

En el aire y en los sueños
deja dos nidos pequeños
sostenidos por sus venas.

Tacto del mundo, su traje.
Su voz, aéreo paisaje
vago de nubes-sirenas.


2
Alzado arroyo viajero.
Espacio de uva y rosa.
Gajo de sal anhelosa.
Largo beso prisionero.

Alto lugar de lucero,
la frente maravillosa,
entre mimos de mimosa
y silbos de cocotero.

Manos en sol modeladas.
Tibia presión de miradas,
muchacha, playa sin huellas.

Tierra del desvelo. Rada
de deseos limitada.
Dibujo blanco de estrellas.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4045
Título: muchacha Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Eduardo Carranza Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




•
Gonzalo Rojas
Veo un río veloz brillar como un cuchillo, partir
mi Lebú en dos mitades de fragancia, lo escucho,
lo huelo, lo acaricio, lo recorro en un beso de niño como entonces,
cuando el viento y la lluvia me mecían, lo siento
como una arteria más entre mis sienes y mi almohada.

Es él. Está lloviendo.
Es él. Mi padre viene mojado. Es un olor
a caballo mojado. Es Juan Antonio
Rojas sobre un caballo atravesando un río.
No hay novedad. La noche torrencial se derrumba
como mina inundada, y un rayo la estremece.

Madre, ya va a llegar: abramos el portón,
dame esa luz, yo quiero recibirlo
antes que mis hermanos. Déjame que le lleve un buen vaso de vino
para que se reponga, y me estreche en un beso,
y me clave las púas de su barba.

Ahí viene el hombre, ahí viene
embarrado, enrabiado contra la desventura, furioso
contra la explotación, muerto de hambre, allí viene
debajo de su poncho de Castilla.

Ah, minero inmortal, ésta es tu casa
de roble, que tú mismo construiste. Adelante:
te he venido a esperar, yo soy el séptimo
de tus hijos. No importa
que hayan pasado tantas estrellas por el cielo de estos años,
que hayamos enterrado a tu mujer en un terrible agosto,
porque tú y ella estáis multiplicados. No
importa que la noche nos haya sido negra
por igual a los dos.
-Pasa, no estés ahí
mirándome, sin verme, debajo de la lluvia.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3425
Título: carbón Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Gonzalo Rojas Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Manuel Magallanes Moure
Aquella tarde única se ha quedado en mi alma.
Su luz flota en la sombra de mi noche interior.

Sólo una fugitiva vislumbre en la ventana,
sólo un azul reflejo, nada más que un vapor
de luz que se filtraba por las breves junturas,
sólo un vaho de cielo, no más que una ilusión
de claridad fluyendo por entre los postigos.
Nada más  que el ensueño de aquel suave fulgor.

Sólo esa fugitiva vislumbre en la ventana.
No más. Y en la penumbra, libres al fin, tú y yo.
En silencio llegaba yo al fondo de la dicha;
con infantil dulzura, tú gemías de amor.

Sólo el azul reflejo de aquella tarde única...
¿No ves tú en la ventana? ¿No ves tú? Quizá no.
Acaso no lo viste, porque cuando yo inmóvil
me quedé contemplando aquel suave fulgor,
tú en aquellos momentos de lánguido reposo
dormías dulcemente sobre mi corazón.

Veo la fugitiva vislumbre en la ventana,
oigo el ritmo apacible de tu respiración.
Te siento. En la penumbra te siento. Eres tú misma
que te duermes, ya mía, sobre mi corazón.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3064
Título: aquella tarde Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Manuel Magallanes Moure Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
I
Víctor González Ocaranza
“¿Mamá, cuanto es tres más tres? –y ella rápida y alegre como un ábaco de colores, le responde: seis, pues, hijo. En ese momento sintió a su madre más alta y más hermosa que todas las tardes del mundo”

Hernán Rivera Letelier
Cuando la primavera de tus ojos se apague
y se llene mi pupila de invierno
será mi vida un doloroso infierno
cuando mucho pregunte y todo te niegue

exigiré a aquel que me responda
aquel que aún permanece en la cruz
porque mi sol te han robado la luz
porque me invade esta pena tan honda

que te lleven
que con tierra te cubran
no puede ser
no será tu final
aunque me digan que serás estrellita

no será lo mismo
si tus ojos no alumbran mí camino
no lo será
sin tu risa de panal
no será lo mismo la vida
sin ti mamita



Lo envió: vocaranza65
24/04/2009 01:04
Veces mostrado: 2438
Título: I Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: Víctor González Ocaranza Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: Espejos Nocturnos
Fecha en que fue escrito: 2006
Idioma: Español


•
aizkorri
Este poema esta inspirado en una frase que un dia escuche, y desarrollado en base a una calida conversacion con una persona a la que adoro y estimo a mares.Para mi amiga Anitz...si
pierdes alguna vez la sonrisa..buscala que la encontraras..Hay miles de motivos.
Como la oscuridad busca la luz,
el viento al aire,
el agua busca la corriente
y la corriente busca al mar.

Torrente de busqueda para encontrar,
encontrar cielo con mar,
vagabundear en la busqueda
de no se que...
de no se cual...

Vagabundear por senderos,
senderos floridos
senderos polvorientos,
en busca del sendero infinito.

¿Que buscas caminante?
si tu unico fin es el encontrar....

Busco una sonrisa que mi sendero ha de guiar,
quiza la tengo en mi mismo...
pero no la se encontrar.

Mis parpados descansan del cansancio,
el templado sol de primavera,
su calida brisa,
y el verde de mi alrededor me busca..
me busca para encontrar,
si, para encontrar esa sonrisa,
esa sonrisa que me hace caminar.

Sonrisa no me abandones nunca
que sin ti no sabria caminar,
aunque muchas veces te pierdo,
no parare hasta encontrar.



Lo envió: aizkorri
19/04/2012 11:04
Veces mostrado: 3073

Comentario:
Enviado en gratitud a la amistad con Anitz, por que tu sonrisa me contagia y tu amistad me enriquece....Si la lees y sonries, habra merecido la pena escribirlo.Mila esker.AIZKORRI
Título: buscar Ver poema "nocturno i" completo (en nueva ventana)
Autor: aizkorri Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: cosecha propia
Fecha en que fue escrito: -
Idioma: Español



Encontrados 13361. Mostrando del 1 al 7Página: 1/1909.

Comparte esta página:

SFP está ideado como un lugar sin ánimo de lucro, con el objetivo de rendir homenaje a los poetas y hacer llegar sus palabras a un público general que cada vez tiende más a olvidar este indefenso arte, y permitir a otro público más concreto, los reales amantes de la poesía, conocer autores y obras que tal vez no conozcan, permitirles hacer sus aportaciones, y de una forma sencilla y cómoda mantenerles cerca de todo eso que no deberían perder. Todos los derechos de los textos pertenecen a sus autores. Todos los poemas han sido obtenidos de la red y son de dominio público, o han sido enviados por usuarios ajenos a la organización de SFP. Si alguien tiene derechos reservados sobre alguno de ellos y se considera perjudicado, por favor comuniquenoslo.
ver indice completo de poemas (todos, por orden de inserccion, mostrando numero de inserccion, autor y titulo, paginados de 100 en 100)
ver lista completa de poemas (esto podría tardar varios minutos en cargar. Entre aqui solo si está seguro de que es lo que necesita)
ir arriba | contacta