Sábado, 22 del 11 de 2014
Entrar | Registrarse | 13278 poemas y 808 autores. ¡Envía otro! Un poema al diaen tu weben la web de google
sifuesepoeta.com
  • Modo de lista: Completa | Títulos | Primer verso
  • Ordenar:
  • Nº por página:
Web sifuesepoeta
SFP te recomienda:

Poema del día

•
Juan José Vélez Otero
...yo voy muerto, por la luz
agria de las calles
                                  j.r. jiménez
Es día de difuntos, exequias de noviembre,
me anudo la corbata y asisto al funeral
del hombre sumergido en tumbas de ladrillos,
del hombre sepultado que asiste a la agonía.

Cuerpos a la deriva por pasillos de insomnio
he visto esta mañana, por las dunas de asfalto
y jardines de hierro; ataúdes de carne
en esquinas heladas. Muertos en las aceras,
todavía calientes, respirando lo hueco.
Muertos en los negocios que producen el oro
que requiere Caronte.

                                              Hoy he visto rebaños
de difuntos al paso que les marca el entierro,
sin dolor ni recelo; el espanto es de vivos
y los muertos no sienten, sólo habitan la nada.

Es día de difuntos, día exangüe de niebla,
cementerio de vivos, columbario de ideas,
es un día cualquiera, como tantos, vacío,
sólo lleno de muertos, sólo lleno de muertos.

Muertos, trenes de muertos disidentes de vida,
empañados del vaho que les ciega el cerebro.

¿La esperanza está viva? Quién nos pone los trenes
sin cabinas ni vías, sin ventanas al viento.

Oh, necrópolis vanas, apestáis al vacío
de las tumbas sin cuerpos. Quién nos pone los trenes...
Olvidad la esperanza, que también dios ha muerto.

* * *



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 2296
Comentario:
Título: 14. es día de difuntos, exequias de noviembre... Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Juan José Vélez Otero Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO Ver todos los poemas disponibles de este libro
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




Listado de poemas

•
Blanca Andreu
Vi un sembrado celeste
hecho de cristal vivo
parecía una pradera de zafiros
de tréboles azules y violetas .
Debajo de su tierra transparente
latía un resplandor
de prodigiosos peces
de delfines
que ríen
sobre el vano de la ola
un silencio de flores
que en lo secreto bailan.

De "La tierra transparente" 2001



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 1982
Título: o mar profundo Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Blanca Andreu Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Enrique García-Máiquez
Porque conserva nada más que imágenes
y no nombres ni datos ni mucho menos fechas,
de mi memoria amargamente
me quejaba a menudo, ¿lo recuerdas?

Pero ahora me alegro,
pues te veo -no sé cuándo ni cómo-
muy joven, madre, y muy delgada al borde
de una piscina azul con un bañador rojo.

De repente, sonríes, das un salto
y allí estás y así voya recordarte
siempre, alta y elástica, entre el agua y la tierra,
grácilmente arqueada, suspendida en el aire.



Lo envió: Viento
07/07/2011 12:07
Veces mostrado: 1655
Título: Salto Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Enrique García-Máiquez Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: Con el tiempo
Fecha en que fue escrito: 22-10-2010
Idioma: Español


•
Manu Cáncer
Que me dejen llorar
con lágrimas igual a lapiceros,
con lágrimas iguales a los pájaros,
sólo quiero
que me dejen llorar
a mi manera.
Que me dejen llorar
como lloran los radios en la madrugada,
como los exiliados,
que me dejen
llorar a mi manera.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 1822
Título: llorar a mi manera Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Manu Cáncer Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




•
Francisco de Quevedo
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado

Érase un espolón de una galera,
Érase una pirámide de Egipto;
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4089
Título: a una nariz Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Francisco de Quevedo Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Pablo Neruda
En mi cielo al crepúsculo eres como una nube
y tu color y forma son como yo los quiero.
Eres mía, eres mía, mujer de labios dulces,
y viven en tu vida mis infinitos sueños.

La lámpara de mi alma te sonrosa los pies,
el agrio vino mío es más dulce en tus labios:
oh segadora de mi canción de atardecer,
cómo te sienten mía mis sueños solitarios!

Eres mía, eres mía, voy gritando en la brisa
de la tarde, y el viento arrastra mi voz viuda.
Cazadora del fondo de mis ojos, tu robo
estanca como el agua tu mirada nocturna.

En la red de mi música estás presa, amor mío,
y mis redes de música son anchas como el cielo.
Mi alma nace a la orilla de tus ojos de luto.
En tus ojos de luto comienza el país del sueño.



Lo envió: carlos
24/12/2007 06:12
Veces mostrado: 6861
Título: Poema XVI Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Pablo Neruda Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: 20 poemas de amor y una canción desesperada
Fecha en que fue escrito: -
Idioma: Español


•
Vicente Gerbasi
Siento llegar el día como un
rumor de animales,
a la orilla del pantano, de la fiebre, del junco,
más allá, entre las colinas de viento oscuro,
donde la luz se levanta
con desgarradas banderas,
como resplandor lejano de una montaña de
cuarzo.
He aquí la sombra en torno a mi existencia, el búho,
el
río que arrastra oro, la serpiente de coral,
el esqueleto del
explorador, el fango de mis pies.
La noche ha quemado el maíz, ha
apagado los metales,
ha dado reposo a la adormidera, ha refrescado la
sangre,
ha libertado los reflejos azules de la selva, de la hoja.
Una resonancia, una resonancia oscura es mi corazón:
eco en el
abismo, piedra que rueda por el monte,
brillo en la puerta de la
cueva, fosforescencia del hueso.
En la infancia, al pie del arco iris
o del relámpago,
junto al cabrito que saltaba en torno a la madre,
jugaba con un pequeño tigre de cálida voz ronca,
de suave pelambre
estrellada, como un signo del zodíaco,
de rabia lenta y tensa, como
el despertar de la furia.
Ahora siento en el aire límpido del bambú y
el helecho,
surgir las formas de las doncellas, bajo la fronda,
en
la selva de árboles aromáticos, coronadas de orquídeas
descendiendo
al río, a la cascada de transparente curva,
que resuena en sus
diamantes como una leyenda.
Formas de la gracia, sus perfiles
abandonan sus melenas
a la brisa; formas de la vida y de la muerte,
sus senos tiemblan en las penumbras de los juncos;
formas del oscuro
delirio, sus muslos se suavizan
como una fruta partida; formas del
tiempo humano,
sus pies hacen temblar las flores silvestres.
Como
el venado tras de su compañera en la colina,
persigo a una joven
diosa desnuda, bajo el sol.
Viene el olor agrio de los árboles
destrozados
por la ira de la noche; viene el olor de la sangre,
del animal devorado, el olor de los minerales,
el olor del río entre
las raíces y las flexibles lianas.
El día derrama su transparente
maravilla, como un vuelo,
como el color innumerable, como la
crisálida
de herméticos destellos, como el insecto plateado,
como
el hechizo en las formas relucientes,
como el vuelo de mariposas que
salen de una gruta incendiada
y comienzan a temblar en el ardiente
cristal.
Acerco mis labios al claro manantial de íntima música,
junto a la sardina y a la piedra limpia y pulida como una joya;
mientras la nube pasa y el ave sale de su nido,
y la serpiente
muestra su lengua maldita, y se enrosca,
y espera o avanza por la
espalda sudorosa del día.
Me hundo en las palpitaciones
reverberantes, en las ondas,
en el temblor divino, donde se abre la
rosa de montaña,
en los brillos fugaces, en la imagen insondable de
Dios,
que ha creado los cielos y la tierra, con esta geografía de
fuego,
y ha dado a mi corazón la forma del día y de la noche,
mientras oigo correr los animales, persiguiéndose, amándose,
devorándose, ensangrentando las yerbas, las flores y las peñas.
Soy
el día, y el viento levanta sus ramajes en mi alma.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 1690
Título: amanecer Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: Vicente Gerbasi Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
William Shakespeare
¿Quién creerá en el futuro a mis poemas

si los colman tus méritos altísimos?
Tu vida, empero, esconden en su tumba

y apenas la mitad de tus bondades.

Si pudiera exaltar tus bellos ojos

y en frescos versos detallar sus gracias,
diría el porvenir: «Miente el poeta,

rasgos divinos son, no terrenales».

Desdeñarían mis papeles mustios,

como ancianos locuaces, embusteros;
«métrico exceso» de un «antiguo» canto.


Mas si entonces viviera un hijo tuyo,
mi rima y él dos vidas te darían.

para darla a la muerte y los gusanos.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 2376
Título: quién creerá en el futuro a mis poemas... Ver poema "14. es día de difuntos, exequias de noviembre..." completo (en nueva ventana)
Autor: William Shakespeare Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:



Encontrados 13278. Mostrando del 1 al 7Página: 1/1897.

Comparte esta página:

SFP está ideado como un lugar sin ánimo de lucro, con el objetivo de rendir homenaje a los poetas y hacer llegar sus palabras a un público general que cada vez tiende más a olvidar este indefenso arte, y permitir a otro público más concreto, los reales amantes de la poesía, conocer autores y obras que tal vez no conozcan, permitirles hacer sus aportaciones, y de una forma sencilla y cómoda mantenerles cerca de todo eso que no deberían perder. Todos los derechos de los textos pertenecen a sus autores. Todos los poemas han sido obtenidos de la red y son de dominio público, o han sido enviados por usuarios ajenos a la organización de SFP. Si alguien tiene derechos reservados sobre alguno de ellos y se considera perjudicado, por favor comuniquenoslo.
ver indice completo de poemas (todos, por orden de inserccion, mostrando numero de inserccion, autor y titulo, paginados de 100 en 100)
ver lista completa de poemas (esto podría tardar varios minutos en cargar. Entre aqui solo si está seguro de que es lo que necesita)
ir arriba | contacta