Lunes, 27 del 3 de 2017
Entrar | Registrarse | 13361 poemas y 817 autores. ¡Envía otro! Un poema al diaen tu weben la web de google
sifuesepoeta.com
  • Modo de lista: Completa | Títulos | Primer verso
  • Ordenar:
  • Nº por página:
Web sifuesepoeta
SFP te recomienda:

Poema del día

•
Andrés Trapiello
Dicen, mi amor, que es imposible hacer
versos de amor feliz, de enamorado,
que sólo lo perdido o no alcanzado
se canta en la poesía, el padecer

olvido o el sufrimiento de volver
al recuerdo de todo lo pasado.
Unas veces la sed de lo vedado;
otras, el vino del amargo ayer.

No hagas caso, mi amor, habladurías.
Contigo todas mis melancolías
son ramas escarchadas en anís

donde se posa un pájaro de nieve.
Escúchale cantar tan hondo y breve.
Que no te engañe su plumaje gris.

"Acaso una verdad" 1993



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4076
Comentario:
Título: el árbol de la ciencia Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Andrés Trapiello Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO Ver todos los poemas disponibles de este libro
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




Listado de poemas

•
Gustavo Adolfo Becquer
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía!,  ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 1833
Título: ¿qué es poesía? Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Gustavo Adolfo Becquer Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Aleksandr Blok -Alexandr Blok -Alexander Blok
Acepto todo lo que hubo
Nunca busqué mejor suerte.
Acaso hay algo mejor que haber amado
Algo mejor que haber ardido!

La felicidad y los sufrimientos
Impusieron sus huellas amargas,
Pero yo no desperdicié la antigua luz
En tempestades pasionales, ni en el tedio sin límites.

Y tú, a quien yo de nuevo he desgarrado
Debes perdonarme. Sé que nuestro destino es estar juntos.
Todo lo que no me has dicho con palabras
En tu semblante lo he adivinado.

Los ojos miran atentos
Y el corazón inquieto golpea en el pecho,
Continuando su camino ineluctable
En la fría oscuridad de la noche nevada.

Versión de Jorge Bustamante García



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4709
Título: acepto todo lo que hubo... Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Aleksandr Blok -Alexandr Blok -Alexander Blok Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Antonio Murciano
NO me esperes
-te dije-
junto a la adelfa,
que la adelfa es amarga
y eres doncella.

                (La tarde era de verde
                  como fruta que empieza.)

Espérame
-te dije-
allí donde no sea
turbia la luz, ni el aire,
ni el agua de la acequia.

                 (La tarde era naranja
                   como una fruta nueva.)

Pero tú me esperaste
-muchacha-
donde era
amarga la dulzura
de tu boca entreabierta.

                  (La tarde era amarilla
                    como una fruta seca.)



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3309
Título: balada de la adelfa Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Antonio Murciano Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




•
Giovanni Quessep
Nosotros esperamos
envueltos por las hojas doradas.
El mundo no acaba en el atardecer,
y solamente los sueños
tienen su límite en las cosas.
El tiempo nos conduce
por su laberinto de hojas en blanco
mientras cae el otoño
al patio de nuestra casa.
Envueltos por la niebla incesante
seguimos esperando:
La nostalgia es vivir sin recordar
de qué palabra fuimos inventados.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 5209
Título: mientras cae el otoño Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Giovanni Quessep Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Matilde Alba Swann
tal vez en hiroshima, tal vez nunca...
Eres yo misma, yo soy tu nervio y tu dolor
sintiéndote; te pronuncio 
con mi aliento, me nombras 
con tu sangre.
«Mon amour», tus manos, 
déjame estar así, no estar, perderme, 
sumergir, sucumbir, no ser, 
soltarme, 
una incoherente voluntad me arrastra 
húmedo sitio de memoria, fijos 
ojos de un gato negro, 
de improviso 
fosforescentes como dos secretos 
desnudados, 
me miro, 
sótano antiguo de tortura y hondo, 
loca de hoguera y alarido 
huyo, 
quiebro mi imagen, quiebro mi pupila,
rompo mi espejo, mi presencia, 
salto, 
salvo todos los cercos, cruzo el viento 
corto todos los campos, los veranos, 
bebo todos los frutos, 
me consumo, y me derramo a perdurar
veinte años.
Fue una leyenda que guardé, 
veinte años, en cada tramo de latido 
en cada pedacito de piel y de cabello. 
Irremediables de memoria juntos, 
deja que salga a gritos de esta noche, 
irresistible de ansiedad, me llevan 
soy de aquello que calzo, que me viste, 
cien potros vienen por su cuero, 
huyo, 
interminable corredor, paredes 
exhalándose en puertas 
imposibles y posibles 
herméticas, 
abiertas, 
una pared me arroja hacia la otra, 
inacabables de impiedad 
me arrojan, 
y recogen y juegan 
al sollozo conmigo, y a la risa. 
Recortados del conjunto, solos 
bajo la lupa,
expuestos, 
quiero olvidar que existo, 
que no podré dejar de padecerme, 
y me renuevo y me desgasto y sigo. 
Alguien recoge mi silencio y grita, 
quién, desde cuándo, dónde, 
me acurruco; 
ensayamos morir y no morimos, 
nunca aprendimos a nacer y estamos 
sin embargo naciendo 
irremediables.
Esta exótica forma de tu mundo
esta palabra occidental que sabes 
aprendida de mi piel
tu cielo, 
estas estrellas con que vas hablándome.
Almendrados 
ojos tristes, me intuyes, 
hombros míos altivos, 
te recuerdo. 
Alguien tuerce mi mano hasta arrancarme de mi grito.
Y huyo, 
y me persigo y huyo
calle arriba y abajo, y mi latido sobre la piedra 
noche vacía, corro
sobre la llama, 
corro,
la detonada soledad, vacío, 
mundo vacío, corro 
y esta estridente oscuridad, te he visto
en todos los descansos para piedad, te he visto. 
Quiero llorarte «mon amour», protégeme,
desciende tu mansedumbre 
sobre este vivo torbellino mío, 
trázame
como una figura en tu cuartilla, bórrame... toco tu piel, 
muerdo tu piel, 
quiebro mis dientes en tu piel, la escucho. 
Dónde comienza una esperanza, cuándo
fue la primera vez que sollozamos.
Duelo por alguien a quien no conozco, alguien  duele por mí,
sin conocerme.
Manos tuyas creándome y matándome; 
«mon amour», tus manos, 
cómo he llorado,
y cómo estoy llorando.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 2791
Título: mon amour         Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Matilde Alba Swann Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Francisco Brines
No tuve amor a las palabras;
si las usé con desnudez, si sufrí en esa busca,
fue por necesidad de no perder la vida,
y envejecer con algo de memoria
y alguna claridad.

Así uní las palabras para quemar la noche,
hacer un falso día hermoso,
y pude conocer que era la soledad el centro de este mundo.
Y sólo atesoré miseria,
suspendido el placer para experimentar una desdicha nueva,
besé en todos los labios posada la ceniza,
y fui capaz de amar la cobardía porque era fiel y era digna
                                                                           del hombre.

Hay en mi tosca taza un divino licor
que apuro y que renuevo;
desasosiega, y es
                          remordimiento;
tengo por concubina a la virtud.
No tuve amor a las palabras,
¿cómo tener amor a vagos signos
cuyo desvelamiento era tan sólo
despertar la piedad del hombre para consigo mismo?

En el aprendizaje del oficio se logran resultados:
llegué a saber que era idéntico el peso del acto que resulta de
                                                       lenta reflexión y el gratuito,
y es fácil desprenderse de la vida, o no estimarla,
pues es en la desdicha tan valiosa como en la misma dicha.

Debí amar las palabras;
por ellas comparé, con cualquier dimensión del mundo externo:
el mar, el firmamento,
un goce o un dolor que al instante morían;
y en ellas alcancé la raíz tenebrosa de la vida.
Cree el hombre que nada es superior al hombre mismo:
ni la mayor miseria, ni la mayor grandeza de los mundos,
pues todo lo contiene su deseo.

Las palabras separan de las cosas
la luz que cae en ellas y la cáscara extinta,
y recogen los velos de la sombra
en la noche y los huecos;
mas no supieron separar la lágrima y la risa,
pues eran una sola verdad,
y valieron igual sonrisa, indiferencia.
Todo son gestos, muertes, son residuos.

Mirad al sigiloso ladrón de las palabras,
repta en la noche fosca,
abre su boca seca, y está mudo.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3433
Título: el por qué de las palabras Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: Francisco Brines Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
DESCONOCIDO



Lo envió: pedrin6
15/09/2014 12:09
Veces mostrado: 1259
Título:  Ver poema "el árbol de la ciencia" completo (en nueva ventana)
Autor: DESCONOCIDO Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: INÉDITO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma: Español



Encontrados 13361. Mostrando del 1 al 7Página: 1/1909.

Comparte esta página:

SFP está ideado como un lugar sin ánimo de lucro, con el objetivo de rendir homenaje a los poetas y hacer llegar sus palabras a un público general que cada vez tiende más a olvidar este indefenso arte, y permitir a otro público más concreto, los reales amantes de la poesía, conocer autores y obras que tal vez no conozcan, permitirles hacer sus aportaciones, y de una forma sencilla y cómoda mantenerles cerca de todo eso que no deberían perder. Todos los derechos de los textos pertenecen a sus autores. Todos los poemas han sido obtenidos de la red y son de dominio público, o han sido enviados por usuarios ajenos a la organización de SFP. Si alguien tiene derechos reservados sobre alguno de ellos y se considera perjudicado, por favor comuniquenoslo.
ver indice completo de poemas (todos, por orden de inserccion, mostrando numero de inserccion, autor y titulo, paginados de 100 en 100)
ver lista completa de poemas (esto podría tardar varios minutos en cargar. Entre aqui solo si está seguro de que es lo que necesita)
ir arriba | contacta