Lunes, 31 del 8 de 2015
Entrar | Registrarse | 13298 poemas y 809 autores. ¡Envía otro! Un poema al diaen tu weben la web de google
sifuesepoeta.com
  • Modo de lista: Completa | Títulos | Primer verso
  • Ordenar:
  • Nº por página:
Web sifuesepoeta
SFP te recomienda:

Poema del día

•
Rafael Alberti
Vuela la noche antigua de erecciones,
Muertas, como las manos, a la aurora.
Un clavel prolongado desmejora,
Hasta empalidecerlos, los limones.

Contra lo oscuro cimbran esquilones,
Y émbolos de una azul desnatadora
Mueven entre la sangre batidora
Un vertido rodar de cangilones.

Cuando el cielo se arranca su armadura
Y en un errante nido de basura
Le grita un ojo al sol recién abierto.

Futuro en las entrañas sueña el trigo,
Llamando al hombre para ser testigo...
Mas ya el hombre a su lado duerme muerto.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4079
Comentario:
Título: vuela la noche antigua de erecciones Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Rafael Alberti Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO Ver todos los poemas disponibles de este libro
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




Listado de poemas

•
Jorge Esteban
sólo el amor da frutos
Señor acudimos a tu piedad...
Pospone las armas del terror
de guerras y declaranos el fu-
turo, para no caer en manos ene-
migas y fortaleze nuestra mansedum-
bre... amén...

sólo tú eres nuestro protector, de mí
y de todos... amén



Lo envió: Jorge Esteban
02/10/2012 01:10
Veces mostrado: 1921
Título: todo empieza con el amor y todo termina con el amor Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Jorge Esteban Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: 19-04-2013
Idioma: Español


•
José María Hinojosa
Nuestros cabellos flotan en la curva del aire
y en la curva del agua flota un barco pirata
que lleva en su cubierta entre cercos de brea
tus miradas de ámbar y el ámbar de tus manos.

Nuestros cabellos flotan en aire enrojecido
mientras su cuerpo pende hecha color su carne
de los siete colores tendidos en un arco
sobre el cielo de hule herido por sus ojos.

¿Por qué siempre rehuyes el encerrar tu carne
en mi carne cuajada de flores y de heridas
abiertas con puñales en madrugadas blancas
llegadas del desierto entre nubes de polvo?

Nuestros cabellos flotan en la curva del aire
envueltos entre ráfagas de crímenes violentos
y manos inocentes quieren lavar la sangre
derramada en la tierra por el primer amor.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 2423
Título: nuestro amor Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: José María Hinojosa Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Miguel Martí i Pol
Ahora que estoy muy solo y es de noche afuera
te escribo apenas para decirte que las cosas
nada han cambiado desde que nos dejamos,
que los árboles mueren lentamente, como siempre,
y el río sigue su curso de cada día.
Te escribo en el Pueblo y me crecen líquenes
en las manos, las palabras me resuenan
silencio adentro, entre libros y sueños.
Estoy tan solo que ni oso moverme.
El tiempo se me va entre el estorbo
que soy, si miro hacia atrás,
y el horizonte de ti que se me aleja.
Todo ahora es reposado, tal vez
porque el riesgo es mayor y me maravilla
saber que me lo juego a una palabra.
Siempre hay un gesto profundo que no se mide
ni con las manos ni con la voz, un gesto que nos deja
tan enfrente de nosotros que se diría
que hemos vuelto a nacer. Podría yo
llenar de presencias este silencio enorme
y, poco a poco, hacerlo el centro;
podría decirte cosas más concretas
para convertir en arena la soledad
y arraigarme en ella, pero entonces
un viento salado me heriría los labios
y amo más el ocio de hablarte.
He aquí pues: te escribo y es de noche afuera.
¿Qué más podría hacer por retenerte
si el tiempo nada puede ya contra la espera
que me he impuesto de ti, si no me llega
rumor alguno de la noche y estoy inmóvil
porque el silencio eres tú y temo perderte?
Cada palabra es una mano que se abre
para acoger a otra mano. Soy todo palabras
y me entrego entero porque crecer
no mancha ya mi piel ni me desconcierta.

Sé esto desde que cada cosa
se me hace presente, insólita y precisa,
al cerrar los ojos, desde que me golpea
la nostalgia como una pesadilla y vivo siempre
hacia mí mismo. Hay días -créeme-
en que me niego a pensar en ti. No quisiera
separarte del silencio ni someterte
a la medida del deseo, y en cambio
te me muestras tan clara que parece
que tengo la sangre llena de vidrios.

Ahora te escribo, ya ves, para decirte apenas
que todo es como antes, que nada cambia
en el fondo si no lo tocamos nosotros,
que sólo nos atañe este silencio
compartido, y el riesgo de creer y crecer
como árboles aislados que une, a ratos,
un mismo viento o una misma lluvia.

De "Autobiografía"
Versión de Adolfo García Ortega



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4119
Título: carta Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Miguel Martí i Pol Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:




•
Blas de Otero
Recuerdo. No recuerdo. El viento. El mar.
Un hombre al borde del cantil. El viento.
El mar desamarrando olas horribles.
Un hombre al borde de un cantil. Recuerdo.
No recuerdo. Los brazos
alzados hacia un cielo ceniciento.
El viento. El golpe de las olas
contra las rocas.
Un hombre al borde
de la muerte.
El mar.
El cielo, mudo. Ceniciento. El cielo.
Recuerdo. Oigo las olas.
El viento. Entre las sienes. No recuerdo.
Un hombre
al borde de un cantil, gritando. Abriendo
y cerrando los brazos.
Un hombre ciego.
Recuerdo. Alzó la frente. Un viento frío
le azotó el alma. No recuerdo. Veo
el mar.
Nado por dentro.
Avanzo
hacia una luz, hacia una luz. No veo.
Escucho
un silencio de yelo.
y braceo, braceo hacia la luz,
y tropiezo,
y braceo, y emerjo bajo el sol
¡oh júbilo!, y avanzo... y no recuerdo
más. Esto es todo cuanto sé. Sabedlo.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 4925
Título: relato Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Blas de Otero Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Leonard Cohen
6. Me gustaría leer
uno de los poemas
que me arrastraron a la poesía.
No recuerdo ni una sola línea,
ni siquiera sé dónde buscar.
Lo mismo
me ha pasado con el dinero,
las mujeres y las charlas a última hora de la tarde.
Dónde están los poemas
que me alejaron
de todo lo que amaba
para llegar a donde estoy
desnudo con la idea de encontrarte.


* * * * *


14. Escuchando en
todas las esquinas

A veces recuerdo
que he sido elegido
para perfeccionar a todos los hombres;
                                
me lo recuerdan las luciérnagas,
el arroyo que pasa al lado de mi cabaña.
Si yo hubiera tenido que ser poeta
no podría hacer
los perfectos anillos de humo
por los que soy bien conocido;
                                
me distraería
la posible belleza de mi pluma,
pero no lo soy;
                                
me perdería,
me habría perdido con las mujeres
que tan implacablemente perseguí,
pero no lo hice,
                                
yo estaba llamado a ser
la semilla de vuestra nueva sociedad,
                                
yo estaba llamado a ser
el rey invisible y sin corte.
Yo soy eso:
el más claro ejemplo de realeza
que te sirve esta noche
mientras hace la cama para el perro
y las luciérnagas brillan
a sus distintas alturas.


* * * * *


15.  Has
gemido alguna vez debajo de mí,
              
Virgen de la Amnesia.
        He olvidado si te rendiste
                             
y
déjame ser tu flamante juguete nuevo.
                    
Soy el primero
en usar tus grilletes como si fueran
                       
pulseras,
    espía y traidor número uno
en los campos del cuarto de la pensión.


* * * * *


22. No es por deciros nada,
sino para vivir eternamente
por lo que escribo esto.
Es mi codicia lo que amáis.
No me he quedado con nada.
He despreciado todos los honores.
Imperial y misteriosa,
mi codicia os ha hecho esclavos.



* * * * *


23.                               
Oh, amor,
     se ha presentado el mundo ante ti
                   
en forma de mujer,
                                    
y tú,
¿no estabas entrenándote con los espejos
                 
para hacerte perfecto?


* * * * *


27. Dejé a una mujer
esperándome.
Me encontré con ella algún tiempo después;
me dijo: Tus ojos están muertos.
Qué es lo que te ha pasado, mi amante.

Y como me hablaba con la verdad
traté de contestarle de igual forma.
Lo que le haya pasado a mis ojos
le ha pasado a tu belleza.

Vete a dormir, mi fiel esposa,
le dije con cierta crueldad.
Lo que le haya pasado a mis ojos
le ha pasado a tu belleza.


* * * * *


28. Yo llevaba
una medalla de la Virgen
alrededor de mi cuello.
Siempre fui un esclavo.
Juega conmigo para siempre,
Amante del Mundo.
Sujétame con fuerza.
Mantenme en la cocina.
Mantenme fuera de la política.


* * * * *


32. Hago esta canción
para ti,
Señor del Mundo,
que lo tienes todo,
menos esta canción.


* * * * *


36. Quédate,
      quédate un poco más,
tímida sombra
                
de mi reposo,
      tan tenuemente sujeta
          a la respiración
anterior,
               
a mi primera pregunta.

Tú eres el hambre,
puedes apaciguar
                
a cualquier apetito.

¿Qué abrazo
             puede
satisfacer al niño
que se niega a matar?


* * * * *


48. Allá                  
un pequeño altar,
        Allá                  
una ciudad cualquiera,
        Allá                  
vuestra miserable «vida sexual».
        Ahorradnos los detalles.
        Os escondéis detrás de vuestra
desnudez.
        Y cuando os sentís suficientemente
audaces
        la imponéis como un mal gobierno.


* * * * *


53. Esto es una amenaza.
¿Sabéis lo que es una amenaza?
No tengo vida privada.
Os suicidaréis
o seréis como yo.


* * * * *


68. Dejé que tu
mente entrara en mí
por culpa de la soledad.
Fui un hogar para tu visión.
Pero no podría serlo dos veces.
No pises tu sombra,
no pises mi escoba.
Yo mantendré tu sombra limpia.


* * * * *


71. Encerraron a un hombre
que quería dirigir el mundo.
Los muy idiotas
encerraron al que no era.


* * * * *


92. Los asesinos que
dirigen
                                         
los demás países
están intentando que nosotros
derribemos a los asesinos
                                          
que dirigen el nuestro.
Yo por mi parte
prefiero el yugo
                                          
de los asesinos nativos.
Estoy convencido
                                          
de que el asesino extranjero
mataría a más de nosotros
que nuestros viejos y conocidos asesinos.
                                          
Francamente no creo
que ninguno de esos de fuera
quiera que resolvamos
nuestros problemas sociales.
                                          
Para decir esto me baso en lo que
                                          
siento
hacia el vecino.
Sólo espero de él que no se vuelva más feo.

Por lo tanto, yo soy un patriota.
No me gusta ver
                                          
quemar una bandera,
porque eso excita
a los asesinos de los dos lados,
hasta que llegan a excesos desafortunados
que continúan alegremente,
                                           
casi totalmente incontrolados,
hasta que todo el mundo ha muerto.


* * * * *


95. El amor es un fuego.
Arde por todas partes.
Desfigura a todo el mundo.
Es la excusa que el mundo pone
por ser tan feo.


* * * * *


109. Durante mucho tiempo
                                
no tuvo música,
                                
no tuvo decorados.


Mató a tres personas
                                
en las tinieblas de su ambición.
La lluvia no pudo  ayudarle.


Sigue tu camino,
                                
esto no es una visión que se te
                                
ofrezca,
esto es la verdad.


* * * * *


111. Cada hombre
tiene una manera de traicionar
a la revolución.
Ésta es la mía.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 2738
Título: de la energía de los esclavos 1972 (versiones de antonio resines) Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Leonard Cohen Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Romancero y Cancionero anónimo hasta el siglo XV
-¡Rey don Sancho, rey don Sancho!, no digas que no te aviso,
que de dentro de Zamora un alevoso ha salido;
llámase Vellido Dolfos, hijo de Dolfos Vellido,
cuatro traiciones ha hecho, y con esta serán cinco.
Si gran traidor fue el padre, mayor traidor es el hijo.
Gritos dan en el real: -¡A don Sancho han mal herido!
Muerto le ha Vellido Dolfos, ¡gran traición ha cometido!
Desque le tuviera muerto, metiose por un postigo,
por las calle de Zamora va dando voces y gritos:
-Tiempo era, doña Urraca, de cumplir lo prometido.



Lo envió: SFP
01/01/1970 01:01
Veces mostrado: 3733
Título: romance del rey don sancho Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Romancero y Cancionero anónimo hasta el siglo XV Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: DESCONOCIDO
Fecha en que fue escrito: -
Idioma:


•
Jorge Esteban
La piedra ovedecio a Dios
y la capsula, cual una madre
va por sus hijos, uno a uno
los vio el mundo salir, cual
si volvieran naciendo de nuevo
de las entrañas de la tierra...
Estan entre nosotros, són nuestros
y ellos son la mayor proeza de la
gracia de Dios...



Lo envió: Jorge Esteban
14/10/2010 04:10
Veces mostrado: 3061
Título: El Mayor Milagro Del Siglo XXI Ver poema "vuela la noche antigua de erecciones" completo (en nueva ventana)
Autor: Jorge Esteban Ver todos los poemas disponibles de este autor
Libro: Dios Nos Da La Vida
Fecha en que fue escrito: 14-10-2010
Idioma: Español



Encontrados 13298. Mostrando del 1 al 7Página: 1/1900.

Comparte esta página:

SFP está ideado como un lugar sin ánimo de lucro, con el objetivo de rendir homenaje a los poetas y hacer llegar sus palabras a un público general que cada vez tiende más a olvidar este indefenso arte, y permitir a otro público más concreto, los reales amantes de la poesía, conocer autores y obras que tal vez no conozcan, permitirles hacer sus aportaciones, y de una forma sencilla y cómoda mantenerles cerca de todo eso que no deberían perder. Todos los derechos de los textos pertenecen a sus autores. Todos los poemas han sido obtenidos de la red y son de dominio público, o han sido enviados por usuarios ajenos a la organización de SFP. Si alguien tiene derechos reservados sobre alguno de ellos y se considera perjudicado, por favor comuniquenoslo.
ver indice completo de poemas (todos, por orden de inserccion, mostrando numero de inserccion, autor y titulo, paginados de 100 en 100)
ver lista completa de poemas (esto podría tardar varios minutos en cargar. Entre aqui solo si está seguro de que es lo que necesita)
ir arriba | contacta